jueves

Du Not Ever Biliv Mi




Soy ferviente creyente de las pequeñas cosas.
Pequeñas, pequeñísimas, a veces casi invisibles, a veces literalmente invisibles. Cómo los celulas y esas cosas que parecen sacadas de un libro de fantasía pero que están ahí, aunque uno, mortal, nunca las ve concretas en la existencia. Pero bueno, dicen que están ahí y son tan lindas que yo creo en ellas.
Y en ese cuento de la complejización creciente del universo. Una mutancia; no entiendo porque la gente cree que la magia no existe; la magia claramente existe, sino no estaría acá, maravillándome de la extraña belleza del mundo. Como ver la luz del sol matinal pasando a través de un caracolito bebé posado en la palma de una mano. Tengo la sospecha que las pequeñas cosas son las que marcan la diferencia. O algo así, no sé.









       (Jorgito, un muchacho amoroso)








   


En fin, para este invierno, mis células quieren 
escuchar más música, leer más libros y jugar más juegos de computadora.
Han dicho.



Susukibird  (te ama)

















8 comentarios:

  1. "Los milagros termodinámicos. Acontecimientos tan improbables que son efectivamente imposibles, como que el oxígeno se convierta en oro. Deseo contemplar algo así. Pero en el apareamiento humano, mil millones de espermatozoides buscan un solo huevo. Multiplica eso por las poquísimas posibilidades de sobrevivir que tenían vuestros ancestros, de engendrar a un hijo en concreto… esa hija concreta… hasta que tu madre ama a un hombre a quien tiene todos los motivos para odiar, y de esa unión, de los miles de millones de niños que compiten por ser fertilizados, naces tú, sólo tú. Destilar algo tan específico entre ese caos de improbabilidad es como convertir el aire en oro. Esa es la cúspide de la improbabilidad. El milagro termodinámico."

    Mientras leía tu post recordaba ese fragmento de Watchmen...

    ResponderEliminar
  2. La magia siempre está, somos nosotros los que tenemos muchas veces los ojos cerrados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto; hay que cuidarse de mantenerlos abiertos al crecer.

      Eliminar
  3. Pajarito tierno.
    Qué linda música.
    Y está bien creer en las pequeñas cosas, porque aseguro que sí hacen la diferencia.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.